martes, junio 05, 2012

La responsabilidad social empresarial desde el punto de vista de un empresario utilitario


El tema de responsabilidad social empresarial está en boga; la ignorancia alrededor de la misma, también.

Algunos empresarios escuchan temas de responsabilidad social y sus ojos voltean hacia el techo con un dejo de fastidio cuando el tema pareciera acariciar la benevolencia y el altruismo. Quien crea una empresa difícilmente busca regalar su tiempo y dinero; más cuando ambos no abundan.

Te comparto tres verdades:
Responsabilidad social empresarial no es altruismo.
Responsabilidad social empresarial significa más rentabilidad.
Ser bueno no significa ser tonto.

Ser socialmente responsable, como empresario, es hacer rentables todas las actividades que logran auténticamente el bien común. Probablemente el concepto de raíz puede ser contra-intuitivo, sin embargo basta un poco de lógica para develar el potencial de esta forma de pensar y actuar.

¿A quién beneficia tener empleados realmente satisfechos? A ti empresario.
¿A quién le genera rentabilidad contar con una política sustentable de servicio al cliente? A ti empresario.
¿A quién le ayudará lograr negociaciones positivas con proveedores si normalmente se aplica una política justa de pagos? A ti empresario.
¿A quién le mejora su vida aportar valor a su comunidad y el medio ambiente? A ti empresario… y a tus hijos también.
¿A quién le asegura tu permanencia el tener a tus socios satisfechos? A ti empresario… y a tu empresa.

Siendo bien prácticos, analicemos dos puntos:
Primero: La empresa como entidad es la organización social más influyente en nuestros tiempos. Si queremos generar un cambio positivo realmente trascendente, debemos trabajar con la empresa, hacerla rentable para que sobreviva, convertirla una entidad menos egoísta mientras impulsamos sus intereses más materialistas.

Segundo: Contar con políticas orientadas a generar bien común y beneficien a todo el ecosistema que logra que la empresa viva, es redituable. Ser empresarios socialmente responsables no nada más genera fama de benevolencia en tu círculo de amigos, sino que atrae a empleados que gustan trabajar bajo esta filosofía (generalmente es gente altamente competente y comprometida), gusta a clientes y proveedores, y finalmente ayuda a crear una empresa que perdura.

La próxima vez que te sientas motivado a evadir el tema de responsabilidad social empresarial simplemente piensa que hacerlo te está haciendo perder dinero y productividad. Crosby nos enseñó que la calidad es gratis, mientras estés dispuesto a pagar mucho por ella. La responsabilidad social empresarial comparte muchos valores con la cultura de calidad y más aún con la de excelencia.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home