domingo, mayo 06, 2012

Metas inteligentes, metas SMART

Es de muchos sabido, y de pocos practicado, que aquello que no se mide está condenado a no mejorar. Peor aún: la falta de metas en un individuo le permite que cualquier camino que tome sea el correcto, ¡Qué cómodo! ¿no?

La identificación de metas, su definición completa y correcta así como su seguimiento recurrente es y será uno de los mejores métodos para simplemente llegar a ellas.

Alguien muy inteligente creó desde principios de los ochentas el acrónimo SMART (http://en.wikipedia.org/wiki/SMART_criteria) que no es otra cosa más que un conjunto de criterios que nos ayudan a definir una meta y distinguirla de un sueño utópicos producto de un "flashazo" creativo de algún directivo incompetente.

SMART significa:
a) eSpecífico
b) Medible
c) Alcanzable
d) Realista
e) con Tiempo definido

La definición "pura" de cada criterio la pueden encontrar fácilmente con ayuda de Google. Me gustaría agregar más elementos a cada criterio a continuación.

eSpecífico
Una meta específica comparte otras características a parte de ser sumamente concreta:
a) Expresarla en términos positivos
b) Redactarla como un hecho consumado
c) Que exprese el beneficio de lograrla
d) Que indique claramente quién es el destinatario

Ejemplo: "En el cierre del 2012 logramos $12MDP en servicios de diseño de sistemas de información de alta innovación para emprendedores e intra-preneurs, por lo que re-afirmamos un proceso comercial y de posicionamiento satisfactorio"

Antiejemplo: "Lograremos vender mucho, a quien se deje, para tener más dinero"

Medible
Normalmente un sueño es difícilmente medible. El ejercicio de convertir un sueño en una meta exige que identifiquemos de uno a tres numeritos que nos permitan saber si ya llegamos así como si llegaremos. Es importante no confundir los indicadores que queremos lograr y aquellos que simplemente nos indican si los lograremos. Los primeros son el objetivo y los segundos son la velocidad.

La frecuencia de revisión de los indicadores debe ser con el ritmo suficiente que la prioridad de la meta demande. Normalmente un indicador no debe vivir sin ser observado más de una semana, para las cuestiones críticas, una revisión diaria es muy útil. Las reuniones de revisión deben ser en un tiempo definido y jamás excedido bajo una agenda previamente acordada.

Alcanzable
Para determinar que una meta es realmente alcanzable es muy importante distinguirla de un muy buen deseo. Algunos elementos que debemos identificar con toda exactitud son:
a) Habilidades y conocimiento para lograrlos
b) Recursos requeridos para arrancar y lograr los resultados de los indicadores de velocidad
c) Elementos de proceso, políticas, recursos humanos y económicos para mantener el resultado de la meta a largo plazo

Algo bien importante: no definan metas para no lograrlas. La cultura del fracaso no lleva a nada bueno. Muchos directivos ponen metas imposibles de lograr para "poner la vara alta" y que, aunque no se logren, el resultado será el esperado. A nadie le gusta nunca llegar a una meta y, como directivo, no nos gusta que nuestras metas no generen el respeto suficiente como para que todos piensen "total, ya sabemos que la meta existe para nunca alcanzarse".

Realista / Reto
Hay quienes dicen que la 'R' es de realista; yo lo veo como un elemento de 'Reto'. Una meta que no representa un reto para quien la busca, difícilmente tendrá la chispa suficiente para hacer lo necesario para lograrla.

Pero... ¡a mi no me gustan los retos! entonces que tampoco te gusten las metas, ¿sale?

Tiempo definido
No hay día que no llegue ni plazo que no se cumpla... a menos que dicho plazo nunca sea identificado. Es importante identificar por lo menos la fecha límite para llegar a cada meta. Ideal será también identificar las fechas importantes a lo largo del camino; a esto normalmente se le denominan 'hitos'.

Parecen muchas cosas que pensar para simplemente definir una meta. Aquí el tema es que definir metas completas y correctas no es simple. No identifiques más de 5 metas; difícilmente se las podrá memorizar todo tu equipo de trabajo. De las 5 metas que identifiques señala cuál de ellas es 'salvajemente importante', de tal forma que todo tu equipo sepa en qué no puede fallar.

Te impresionarás cómo comienza a evolucionar tu mente  si a cada uno de tus objetivos le comienzas a identificar metas SMART; conceptualizarás los retos en elementos concretos y puntuales, generarás una cultura de medición, seguimiento y, lo más importante, una cultura de logro.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home