jueves, agosto 28, 2008

Lo que para mi es aventura para otros es forma de vida

El día de hoy me desperté y me dije a mi mismo: mimismo, es el momento de salir de tu casa y quitarle un coche a la ciudad que ya de por si tiene que cargar a muchos.

Tomé mi bicicleta y me decidí a emprender el viaje por todo Lopez Mateos iniciando antes del periférico hasta el Centro del Software.

Salí a Lopez Mateos, camiones urbanos atentaban contra mi vida (pero nada grave); la primer complicación se acercó demasiado rápido: cruzar Periférico. Para lograrlo tenía que preveer autos que venían desde el carril central de Lopez Mateos (desde Bugambilias) así como el carril lateral. Encontré una pausa en el flujo de vehículos y arranqué como alma que lleva el diabo; primer obstáculo superado.

El segundo obstáculo desgraciadamente no tardó más de 50 metros; cruzar la bajada del puente de periférico, que no fue tan complejo porque ves como los coches vienen bajando y tienes tiempo de medir su velocidad; sin embargo el siguiente obstáculo sucumbió inmediatamente y para mi gusto el más complejo, la subida del puente de periférico. Vienen coches con mucha velocidad bajando del puente y otro tanto entrando desde Lopez Mateos y obviamente todos queriendo ganarle a los otros por lo que el acelerador y la ley lámina son las regentes en dicha maniobra; desgraciadamente la lámina de mi bicicleta no impone lo suficiente para inspirar un frenado.

Crucé haciendo gala de la mayor potencia que mis piernas pueden dar y el infiernito sucumbió; el trayecto por Lopez Mateos fue apresurado, cansado pero sin mayor contratiempo.

Simplemente seguí algunas reglas básicas como:
1. No ir tan a la derecha como para que los coches pasen rozando el manubrio
2. Alejarse de la derecha cuando existen coches estacionados
3. En los altos ponerse en la parte de enfrente y derecha del primer coche (para que si da vuelta a la derecha te vea)
4. No colocarse a la derecha ni izquierda de un vehículo en movimiento, sino atrás en el centro
5. Cuando hay más tráfico colocarse en medio de un carril (como si fuera otro coche) para que la gente te respete como tal
6. Chiflar fuerte cuando alguien se te quiere meter
7. No pegarte a los camiones (por si se frenan y no tragarte el smog)

En fin; una aventura que no repetiré hasta idear otro método de cruce de periférico! vale la pena.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home